El blog de Probosc

Método Montessori: ¿Cómo aplicarlo a la habitación de tu hijo?

7 junio, 2018
La educación de nuestros hijos es una de nuestras mayores preocupaciones. Por eso, seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar del boom del método Montessori. Hoy en el blog os queremos explicar en que consiste y cómo podéis implementarlo en la habitación de vuestros hijos. ¿Te animas a la moda Montessori?

 

Este método se trata de un modelo educativo integral creado por María Montessori a finales del siglo XIX y principios del XX que defiende el desarrollo natural del niño/a. Sostiene la adaptación del entorno que lo rodea para promover la independencia, una enseñanza en un ámbito de libertad con límites claros y el respeto por un crecimiento físico y social natural. Según María Montessori: “Lo que se ha de hacer es tratar de despertar el alma del niño al hombre que duerme todavía en él.”

La filosofía Montessori no sólo es utilizada en algunas escuelas de nuestro país, sino que cada vez son más los que introducen estos principios en casa.

¿Qué debe de tener una habitación Montessori? ¡Te lo contamos!

Imagen www.howwemontessori.com

Para poder aplicar este método en casa, tenemos que proporcionar un ambiente que se adapte a las necesidades de nuestro hijo. Las bases de este consisten en acondicionar la habitación con muebles a su altura: unas estanterías y una cama que permita al niño acostarse y levantarse solo. No obstante, no hace falta incorporar todo lo que te contaremos a continuación: es importante que escojas lo que es más adecuado para ti y para tu hijo y sobretodo según el espacio que dispongas.

 

LA CAMA

Hay muchas formas de tener una cama estilo Montessori, la idea principal es que sea una cama baja que permita al niño tener movimiento y autonomía. Una forma sencilla seria introducir un colchón en el suelo o serrar las patas de una cama tradicional. Nosotros optamos por mostraros una estructura de madera en forma de casa de la marca Portobellostreet que juega con la estética y los principios de este método y otro tipo de estructura en forma de tienda que nos brinda el mismo resultado.

Cama casita Montessori Firas de Portobellostreet

 

ZONA DE LECTURA

La idea principal es habilitar una zona de lectura en la que tenga acceso a los libros. Lo importante es que las estanterías estén a su altura para que pueda coger y dejarlos libremente y que vea los que hay. Una manera fácil de crear esta zona es utilizando estanterías que permitan tener las portadas visibles.

 

ZONA DE ARTE, JUEGOS Y ACTIVIDADES

Podemos añadir una pizarra y elementos para dibujar para que el niño desarrolle sus habilidades creativas, junto con una mesa y una silla adecuadas a su altura.

En el espacio de juegos también será importante que las estanterías sean asequibles al niño. Podemos agrupar los juguetes en cajas transparentes para que el niño puede verlos y cogerlos o guardarlos según su necesidad. Lo importante es no sobrecargar las estanterías y una buena manera de que el niño pueda jugar con todos es ir rotándolos cada cierto tiempo.

 

ZONA DE ROPA Y ZAPATOS

Podemos añadir unos colgadores para que pueda elegir la ropa y dejar o guardarla según necesite. Es muy importante en este caso la edad del niño: si es pequeño se le tendrá que dejar escoger según opciones acordes con el tiempo. Igual pasará con los zapatos.

 

Así pues, la idea principal es que todo sea asequible a él, pero también es muy importante no sobrecargar la habitación. Crear un entorno bonito, claro, organizado y agradable es la clave para potenciar la experimentación y el aprendizaje del niño a su ritmo y a su medida.

¿Y tú, crees en su potencialidad?

 

Deja un comentario