El blog de Probosc

La riqueza creativa del arte y la cultura

3 mayo, 2018

No es ningún secreto que nos gusta el diseño y la innovación, pero si que lo es el hecho de que vivimos entre dos tierras: Cataluña y Portugal. Y como cada vez vamos siendo más en las redes sociales os queríamos revelar esta información y porque no: ¡haceros cómplices de nuestra pequeña-gran aventura!

Del trajín de ir y venir y de horas muertas en los aeropuertos nos surgió la idea de encontrar un denominador común: las baldosas hidráulicas de Cataluña y los azulejos de Oporto. Nuestro objetivo era el de introducir un diálogo cultural mediante el arte, utilizándolo de expresión emocional y estética y crear un nexo de unión entre estos dos lugares.

 

 

¡Oporto hace furor y seguro que muchos de vosotros ya habéis visitado la ciudad de los puentes! Pero por si acaso y alguno se le ha escapado…Oporto tiene muchas fachadas llenas de preciosos azulejos.

 

Griset, J. Lámina del catálogo de la casa Bustems & Fradera.

 

Por otro lado están las baldosas hidráulicas que se utilizaban a finales del siglo XIX y mediados del XX como revestimiento artesanal para suelos y paredes y que ahora resurgen con fuerza para quedarse.

Y empezamos manos a la obra…¿Cuál fue nuestra idea? introducir este elemento en nuestro concepto de madera recuperada y por si no fuera poco, teniendo en cuenta que el color de los azulejos de la ciudad de Oporto es el amarillo y el azul. Y…voilà!

 

 

 

 

De todo este mejunje de ideas surgieron estas dos piezas, una cómoda y una mesa que mantienen el espíritu histórico con un toque chic. Por un lado la madera que le da la pincelada de calidez y de confortabilidad y por el otro las baldosas de cerámica con motivos florales y geométricos que le dan el toque original y llamativo. Y como no hay dos sin tres: ¡El mosaico crea una trama imaginativa que te transporta hasta donde tú quieras llegar!

¿Te atreves a dejar volar tu imaginación?

 

 

¡Os esperamos el jueves que viene con el ganador del sorteo!

¡Feliz semana a todos!

Deja un comentario