El blog de Probosc

6 consejos decorativos para combatir la ansiedad

27 septiembre, 2018
Después de que llevamos todo este mes con la vuelta a la rutina y con el inicio del otoño toca centrarnos ya de una vez por todos…Tal y cómo muchos dicen; como en casa en ningún sitio y es esto precisamente de lo que os vamos a hablar hoy. Todos tenemos preocupaciones y/o obligaciones y en algún momento u otro acumulamos estrés y ansiedad, por este motivo muchas veces donde mejor estamos es en nuestra casa. En este caso la decoración juega un papel muy importante para sentirnos relajados y para poder combatir estas tensiones, ¿Quieres saber cómo? Hoy os damos 6 consejos decorativos fáciles para combatir la ansiedad, ¡Apúntalos!

 

Todo en orden

Tal y como comentan algunos expertos, el orden en nuestro entorno externo influye en nuestro estado de ánimo. El desorden nos provoca emociones y sensaciones molestas y muchas veces entramos en un circulo de descuido y malestar que es muy difícil llegar a romper. Por este motivo es muy importante tenerlo todo en orden: podemos marcarnos unos objetivos (asequibles) como por ejemplo unas rutinas diarias de limpieza y de orden. El hecho de hacer una tarea detrás de otra nos proporciona control de nosotros mismos y consecuentemente podremos llegar a controlar y combatir la ansiedad.

 

 

Una buena opción para mantener el orden es siguiendo el método de Marie Kondo, el cuál nos proporciona una eficaz estrategia para ordenar la casa y consecuentemente nuestra vida. Si queréis saber más podéis consultar nuestro post: cómo ordenar según Marie Kondo

 

Tonos claros

Igual que con el orden, los colores no nos dejan indiferentes y también nos influyen en nuestro estado de ánimo. Los colores claros o neutros son más agradables a la vista por lo que nos transmiten cosas más positivas que los colores oscuros. Por ejemplo el color blanco nos representa la alegría, la pureza y la paz, y en muchas ocasiones nos transmite confianza. El gris representa el equilibrio y el orden. Por el contrario el negro es el color con más características negativas como el dolor, la irritabilidad, etc. Así que apuesta por tonos claros que son más relajantes como el blanco, el beige o el gris en la decoración.

 

 

Menos es más

La cuestión esta en mantener las estancias espaciosas y aireadas. Acumular objetos proporciona el caos y la saturación, por lo que tenemos que tener sólo lo indispensable. A menudo solemos acumular objetos materiales que se convierten en recuerdos de nuestras vidas que nos transmiten cosas negativas. Tenemos que eliminar todo lo que nos sobra a la vista y sólo quedarnos con lo que utilizamos y nos hace sentir bien. Si queremos guardas más cosas una buena manera es destinar una zona de la casa como almacén.

 

 

Luz natural

La luz influye también en nuestro humor. Todos sabemos que en primavera y verano solemos estar más animados y en otoño e invierno más tristes. Existen varios estudios sobre la relación ansiedad-luz que corroboran esta afirmación, como por ejemplo el estudio increased light may moderate fearful reactions de la Universidad de Virginia. Por eso es importante tener luz natural en casa y mantener las ventanas despejadas. La luz natural nos ayuda a controlar la ansiedad y a reducir el miedo.

 

 

Plantas y flores

Las plantas naturales y las flores frescas ayudan a combatir la ansiedad. Por ejemplo el geranio crea una sensación de armonía y reduce los niveles de ansiedad. El jazmín nos proporciona un olor que favorece la concentración y el optimismo. La lavanda tiene un fuerte poder relajante gracias también gracias a su olor. Por otro lado las plantas naturales nos transmiten vida y tranquilidad.

 

 

Crea un rincón de lectura

Crear un espacio dentro de casa que sea exclusivamente para leer. La lectura es una de las mejores terapias para reducir la ansiedad y el estrés, ya que conseguimos desviar la atención en lo que estamos leyendo y por lo tanto no pensamos en todo lo que nos preocupa.

 

 

Deja un comentario